En los últimos años son muchos los edificios que están llevando a cabo obras para añadir un ascensor a sus instalaciones, en la mayoría de los casos se debe a la petición de algún vecino que, ya sea por problemas de movilidad, o por su avanzada edad, tienen dificultad para acceder de forma habitual a su vivienda.

Que no se nos olvide que la población es cada vez mayor, y que en un alto porcentaje, los edificios de tres y cuatro plantas se construyeron sólo con escaleras de acceso.

Lo que en ocasiones ha supuesto largas tardes de debate en reuniones de vecinos sobre ascensor si o no, ha dejado de ser un problema porque…

¿Sabías que…?

  • Desde diciembre de 2017 la comunidad de vecinos no puede negarse a instalar un ascensor si un vecino lo solicita. La ley obliga a ello en caso de existir un propietario mayor de 70 años o con discapacidad.
  • Existen subvenciones para costear las obras de instalación,  pero en cualquier caso, son los propietarios quienes deben asumir el gasto.
  • La cuota de derrama a pagar por la instalación de un ascensor, después de descontar las subvenciones, no sebe superar la suma de 12 cuotas mensuales de comunidad.
  • Si excede esa cantidad, los vecinos pueden exigir que el presupuesto se someta a votación, se necesita mayoría simple para que sea aprobado.
  •  No olvidar que aun así, la instalación del ascensor sigue siendo obligatoria.
  • Los propietarios de pisos situados en la planta baja tienen  obligación de contribuir económicamente a la derrama que genere el ascensor, excepto en los casos en los que los estatutos de la propia comunidad de vecinos les deje exentos de ello.

         Ayudas-espacio-revalorización

  • Las ayudas para la instalación de ascensores depende de cada comunidad autónoma.
  • En Galicia, se pueden consultar  en el DOG de 26 de marzo de 2018
  • Son varios los estudios que se han realizado sobre la influencia del ascensor en el valor de un inmueble por empresas como Urban Data Analytics (UDA) o Tecnocasa, llegando a conclusiones como que la revalorización por tener ascensor en un piso sería del 12,8%, mientras que si por el contrario careciera de él, la devaluación media llegaría hasta el 27%.
  • El espacio para poner el ascensor debe buscarse en espacios comunes.
  • Si no hay opción en zona común  se puede recurrir a la expropiación de una parte de la vivienda o local, con la indemnización correspondiente para el propietario. Esto es sin duda lo más perjudicial, pero que sepáis  que es posible.
  • La última opción es recurrir al exterior del edificio, sería necesario pedir permiso al ayuntamiento, que está obligado a concederlo siempre que sea posible.

 

¿Tienes más información sobres ascensores y quieres compartirla?